31 May 2007

Perú celebra hoy su biodiversidad ancestral en el Día Nacional de la Papa

Grupo RPP, Perú
miércoles, 30 de mayo , 2007 - 09:27:45

(EFE).- Perú rinde hoy, miércoles, homenaje a la papa (patata), uno de sus alimentos ancestrales, con fiestas y ofrendas a los dioses andinos para que este producto, ligado desde siempre a la historia del país, siga siendo fuente de vida de los campesinos.

Conocida en todo el mundo por haber salvado a Europa de las hambrunas, la papa peruana, de la que se conocen hasta 3.000 tipos, destaca por su variedad de gustos, colores, texturas y formas.

Aunque se puede encontrar en casi todo el país, es en las cumbres de las zonas alto-andinas -donde pocas especies soportan el frío extremo y la alta radiación solar- donde la papa nativa se cultiva desde hace más de 8.000 años.

En esos campos, situados por encima de los 3.500 metros sobre el nivel del mar, se desplazan entre mayo y junio los campesinos para recoger la siembra hecha entre septiembre y octubre, que les servirá de sustento durante el resto del año.

"En la dieta de cualquier comunidad alto-andina este es el principal cultivo alimenticio, hasta el punto de que en esta época del año consumen tres kilos de papa al día", explicó a Efe René Gómez, ingeniero del Centro Internacional de la Papa (CIP).

Este es el caso de las 53 familias del poblado de San José de Aymara, en el departamento central de Huancavelica, que en estos meses se desplazan al campo en un ritual ancestral.

Y es que, más allá de las labores típicas de recolección, la jornada campesina de esta comunidad quechua incluye también una ofrenda a los dioses para evitar desastres naturales y un almuerzo en comunidad.

La "pachamanca" o "huatya", que se cocina bajo tierra en toda la sierra peruana, se elabora a base de carne y hierbas aromáticas de los andes, y supone la primera gran oportunidad de degustar los diferentes tipos de papa extraída, algo que los pobladores hacen sentados en dos hileras horizontales en las laderas de las montañas.

Conocedores de la calidad de su producto, que les ha llevado a ganar varios premios nacionales, los campesinos de San José de Aymara no escatiman a la hora de compartirlo y, a menudo, realizan intercambios de especies con otras comunidades donde las heladas tempranas han azotado los cultivos.

"Las jornadas de cosecha son intensas, ya que los pobladores se levantan alrededor de las cuatro de la mañana y van andando al campo, donde llegan sobre las ocho y permanecerán hasta las cinco de la tarde", detalla Gómez.

Este es el caso de Maruja Cortés, de 28 años y natural de San José, quien durante el año se dedica a su parcela, pero que en esta época acude a lo alto de los montes para recoger el producto que normalmente se cultiva sin emplear ningún fertilizante químico.

Las papas recolectadas en los Andes peruanos se destinan sobre todo al consumo interno, aunque en ocasiones un pequeño porcentaje llega a mercados del exterior, principalmente al de Estados Unidos.

La importancia del tubérculo ha hecho que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) decida nombrar al 2008 como "Año Internacional de la Papa", lo que será anunciado próximamente en la Universidad Agraria de la Molina, de Lima.

El homenaje que mañana se le rinde al producto será una forma de celebrar el principal sustento de millones de personas y recordar el rico tesoro genético ancestral que acoge la sierra andina.

1 comment:

Pamela said...

La papa es peruana.

Chile es solo el ladron del origen de la papa peruana:

http://www.connuestroperu.com/index.php?option=com_content&task=view&id=2101&Itemid=32