29 August 2005

Greenpeace filma topadoras que destruyen el bosque y las inmoviliza con sus motos.

http://www.greenpeace.org.ar

Los datos obtenidos por Greenpeace en Salta confirman los peores pronósticos: La Deforestación se mantiene en niveles alarmantes en el NOA. Nuevas evidencias revelan la quema sistemática de miles de Hectáreas por el avance de la frontera agrícola.

SALTA, 29 de agosto de 2005 - Con dos helicópteros, Greenpeace filmó la devastación de los bosques, y por tierra bloqueó dos topadoras que destruían vegetación en la localidad de Pozo del Tume, en el sudeste de la provincia de Salta. La organización ambientalista reclamó al presidente Néstor Kirchner medidas urgentes que permitan detener la alarmante tasa de desmontes que amenaza con acabar con los últimos bosques nativos argentinos en los próximos años.

Sobre la base de datos oficiales, Greenpeace estimó que se pierden por hora el equivalente a 20 canchas de fútbol de bosques, como consecuencia del avance de la frontera agrícola-ganadera y reveló nuevas evidencias -fotográficas y fílmicas - que demuestran que, en Salta, se practica en forma sistemática el desmonte y la quema de bosques nativos.
"Si se continúa destruyendo los bosques, los desiertos podrían extenderse aún más, este es el caso de la Argentina donde las zonas áridas y semiáridas ocupan el 75% del territorio y amenazan con expandirse debido a la reducción de la superficie forestal natural asociada a la expoliación y el desmonte para ganadería y agricultura", dijo Noemí Cruz, de la campaña de biodiversidad de Greenpeace.

AMPLIAR FOTODesde la "Estación Pizarro", en el departamento de Anta (Salta), Greenpeace logró mostrar cuál sería el futuro de los bosques nativos argentinos si no se toman medidas concretas para evitar su extinción. "El descontrol es total: se desmontan veinte canchas de fútbol por hora ante la indiferencia del gobierno nacional. Si esto continúa así todos nuestros bosques terminarán siendo cenizas", agregó Cruz.
Greenpeace está denunciando la inacción de la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia de Salta ante la realidad de la quema de los recursos forestales sin ningún tipo de aprovechamiento sustentable. El desmonte y el fuego afectan a todos los bosques del norte especialmente en la provincia de Salta donde la tasa de desmonte es cinco veces superior a la media mundial.

AMPLIAR FOTO"En Salta la situación de los bosques es dramática, en este mismo departamento se desafectó una reserva provincial y se vendió para cultivar soja. El futuro de la Reserva de Pizarro pende de un hilo si el gobierno nacional no toma medidas, se convertirá en cenizas tal cual vemos en los campos de Pozo del Tumé", agregó Cruz.
Sobre la base de estas pruebas, Greenpeace exigió una moratoria de dos años inmediata para todos los desmontes sobre superficie forestal: "el período de moratoria está destinado a elaborar y establecer un plan de ordenamiento territorial que permita salvar los últimos bosques que quedan", sostuvo Juan Casavelos, coordinador de la campaña de Biodiversidad de Greenpeace.
"El ordenamiento territorial debe tener en cuenta criterios sociales, ambientales y económicos para definir cuáles son las actividades productivas acordes para cada ambiente de bosque, debe incluir criterios para la certificación forestal y otros mecanismos que agreguen valor y competitividad a los productos del bosque, el aprovechamiento de los recursos forestales no madereros y el turismo", explicó Casavelos.

AMPLIAR FOTOLos bosques nativos argentinos conforman un mosaico único en el mundo de diversidad biológica y de paisajes. Millones de años necesitaron los bosques para formarse, sin embargo hoy ocupan solo el 14% del territorio nacional, mientras que en el año 1914 ocupaban el 39% de la superficie. La principal causa de pérdida de superficie de bosques nativos en nuestro país es el avance de la frontera agropecuaria, es decir el desmonte para agricultura y en menor medida para ganadería.
La superficie total en toda la Argentina de los parques y reservas nacionales abarca 3.580.990 has. En la actualidad, el desafío no es incrementar el número y la superficie de los parques y las reservas sino asegurar la supervivencia de los bosques nativos del país más allá del horizonte de años proyectados.
Cruz sostuvo que, de continuar con este ritmo de desmontes, la Argentina se vería aún más expuesta a sufrir las consecuencias del Cambio Climático: la conservación de los bosques es esencial para "recuperar la salud del planeta, reducir el riesgo de inundaciones, la erosión del suelo, mantener el ciclo de lluvias tierra adentro, mantener el balance de dióxido de carbono en la atmósfera (CO2) y restituir la capacidad de recarga de los acuíferos", explicó.

2 comments:

Tao said...

Estuve en Salta y vi los desmontes en vivo. Pueden ver las fotos que sacamos en una quema de cordones de un desmonte en http://listao.blogspot.com/2005/10/un-desmonte-en-salta.html

Por suerte pudimos salvar la Reserva de Pizarro!!!!
Saludos,
Hernan

Anonymous said...

Bueno el documento pero creo que devereian tratar tanbien la destruccion de los ecosistemas que ahi habitan....